Cómo llegar a Lisboa


Para llegar a Lisboa existen varias opciones: coche, tren, autobús o avión. Hasta hace poco tiempo la mejor opción era viajar en coche, pero tras la aparición de las compañias de vuelo de bajo coste, el avión se ha convertido, sin duda, en la opción más cómoda, rápida y si se encuentra una buena oferta, más económica para llegar a Lisboa. Sin duda, es la opción que desde aquí recomendamos, junto con el coche si os encontráis próximos a la capital portuguesa.
Si encuentras una buena oferta y decides desplazarte a Lisboa en avión, aterrizarás en el Aeropuerto Internacional de Lisboa- Portela, ubicado a unos 7 kilómetros al norte de la ciudad. Desde allí hay varias opciones para llegar al centro:
- Autobús: Puedes tomar un autobús en la parada situada a la salida de la terminal. Los autobuses municipales 5, 22, 44, 45 y 83 conectan el aeropuerto con distintos puntos de la ciudad. El precio del billete cuesta 1 euro y se puede comprar directamente al conductor. También puedes tomar el aerobus (línea 91) que llega más rápido al centro de Lisboa ya que realiza menos paradas. El billete cuesta 2,35 euros, pero te da derecho a usar hasta las 12 de la noche del mismo día todos los autobuses y tranvías que necesites de forma gratuíta.
- Taxi: existen taxis las 24 horas del día. Si vas a usar este servicio es conveniente que lo tomes en la terminal de salidas en lugar de en la terminal de llegadas ya que los precios suelen ser más económicos. Una carrera hasta el centro de Lisboa puede costar entre 10 y 12 euros.
- Alquilar un coche: en el aeropuerto existen varias compañías de alquiler de coches: Avis, Europcar, Hertz o Sixt, entre otros. Si ésta es tu opción puedes ayudarte del mapa de abajo para orientarte en la dirección que has de tomar hasta llegar a la ciudad.


Ver mapa más grande





0 comentarios: