Lisboa en tres días

Puente 25 de Abril - Lisboa

Una estancia de tres días en Lisboa te permitirá visitar algunos de los monumentos y museos de interés que es difícil poder conocer en solo dos jornadas y tendrás tiempo, además, de disfrutar con algunos de esos rincones fantásticos que no sabías que estaban tan cerca.

Itinerario recomendado para visitar Lisboa en tres días:

Día 1:

- Plaza del Comercio / La Baixa.

- Castillo de San Jorge / Alfama.

- Chiado

Día 2:

- Barrio de Belem

(ver itinerario detallado  para estos dos días en Lisboa en 2 días).

- Noche de fado. Ya que dispones de una noche más en Lisboa, no renuncies a descubrir la magia del fado en alguno de los románticos y encantadores restaurantes que encontrarás especialmente en la zona de la Alfama y el Barrio Alto.

Día 3:

- Plaza del Imperio. Museo Nacional de Arqueología y Museo dos Coches. (2 horas).
El itinerario de este tercer día comienza en el Barrio de Belem, al que puedes llegar con el tranvía número 15 o con los autobuses 28 y 714 entre otros. Disfruta del elegante ambiente de la Plaza del Imperio, frente al Monasterio de los Jerónimos, y aprovecha para visitar uno de los museos más curiosos e interesantes de Lisboa, el Museo de Carruajes (Dos Coches), ubicado en lo que fuera el picadero real de Belem (parte del palacio) y donde verás una impresionante colección de carruajes reales y calesas. Si te apetece, muy cerca tienes también el Museo Nacional de Arqueología.

- Iglesia de San Vicente de Fora y Panteón de Lisboa (2 -3 horas).
De regreso al centro (en los mismos transportes), te proponemos subir de nuevo a lo alto de la colima del barrio de la Alfama (tranvía 28) para llegar al punto más elevado desde el que obtendrás una perspectiva inolvidable de Lisboa, con el Tajo y los puentes que lo cruzan, y donde podrás visitar, además, dos importantes monumentos muy próximos el uno del otro: la iglesia de San Vicente de Fora, espléndido ejemplo arquitectónico del Renacimiento portugués, y el Panteón de Lisboa, con su inconfundible y hermosa cúpula blanca bajo la que están enterrados importantes personalidades relacionadas con la historia, el arte y la cultura portuguesa.

- Avenida de la Liberdade y Parque Eduardo VII. De nuevo con el tranvía 28 podrás descender hasta la Baixa. Bájate en esta ocasión en la Plaza de los Restauradores desde donde parte la Avenida de la Libertade, con sus lujosas tiendas y cafés. El elegante boulevard, una de las arterias principales de Lisboa, te llevará hasta la Plaza del Marqués de Pombal. A solo unos metros, verás el Parque Eduardo VII, y podrás sorprendente entrando al invernadero llamado la Estufa fría, un remanso de paz y de exuberante vegetación que supondrá una relajante manera de despedirte momentáneamente de Lisboa.

Foto: pedrosimoes7