Parque de las Naciones

Foto Parque de las Naciones en Lisboa
El Parque de las Naciones es la zona más moderna de Lisboa y ocupa la gran extensión de terrero donde estuvo ubicada la Exposición Universal de 1998. La Exposición supuso un gran impuso para la ciudad y la dotó de una nueva zona donde la cultura, el ocio, la ciencia y el deporte tienen cabida.

Más de una década después, el Parque de las Naciones continúa siendo un lugar de visita imprescindible para conocer la Lisboa más actual. Es además un barrio muy agradable para el paseo, las compras o para tomar algo en alguna de sus numerosas cafeterías y terrazas.

Qué ver y qué hacer en el Parque de las Naciones

Lo primero que te llamará la atención a tu llegada es el sorprendente edificio de la estación de Oriente, una moderna estructura de hierro y cristal, obra del arquitecto español Santiago Calatrava. La estación se encuentra a escasos metros del centro comercial Vasco de Gama, uno de los más modernos de Lisboa, con una extensa oferta de tiendas de todo tipo, restaurantes y locales de ocio. Desde el centro comercial, parte el Parque de las Naciones, con sus amplias avenidas, jardines y el paseo marítimo que recorre la ribera del Tajo y que permite una excelente perspectiva del puente Vasco de Gama, el más largo de Europa.

Además, hay numerosas atracciones interesantes para pasar una jornada de lo más entretenida. Muchas se encuentran en lo que fueran los antiguos pabellones de la Expo, y otras son de reciente construcción.

Una de las más concurridas (suele haber cola) es el Oceanário que encierra en su interior uno de los acuarios más grandes de Europa, con especies acuáticas de todos los mares y océanos, junto a numerosas exposiciones y actividades interactivas. Junto a él podrás ver el divertido Parque del Agua, con fuentes que crean mil coreografías.  Muy cerca tienes también el Pabellón del Conocimiento - Ciencia viva, un museo interactivo donde la investigación científica y las últimas tecnologías son las protagonistas y llenan de sorpresas el interior de este edificio de diseño vanguardista. Aquí se encuentran además el Pabellón del Atlántico, el Pabellón de Portugal y la Plaza Sony, espacios multiusos donde se celebran numerosos eventos de todo tipo.

Si te apetece, puedes subir al teleférico que sobrevuela todo el parque de las Naciones. Sale del Passeio Neptuno ( junto al Oceanário) y funciona en verano de 10,30 a 20:00, en invierno cierra antes, 18:00 o 19:00 según mes. La tarifa general ida y vuelta cuesta 5,90 € (niños de entre 7 y 12 años y seniors 3, 35 €). Si lo tuyo son las alturas seguro que también te apetecerá subir a la Torre Vasco de Gama, todo un símbolo de la Lisboa más moderna y desde la que tendrás vistas fabulosas (se encuentra en la zona norte del Parque y la verás fácilmente. Su dirección exacta es Avenida da Boa Esperança).

Otra de las atracciones a tu alcance es el Casino de Lisboa, un lugar no solo dedicado al juego sino también a celebrar numerosos conciertos, exposiciones y actos culturales (está en la Alameda dos Oceanos Lote).

Cómo llegar al Parque de las Naciones

Llegar al Parque de las Naciones es sencillo, ya que, la Estación de Oriente es un importante centro de comunicaciones. Aquí llega el metro de la ciudad y también paran numerosos autobuses, líneas: 525, 28, 44, 708, 750, 759, entre otros.
Foto: dprieto